Corría el año 1991 cuando un actor ya en su madurez protagonizó una de las grandes películas de suspense y terror de todos los tiempos. Por aquel entonces Anthony Hopkins era casi un desconocido, pero su papel de Hannibal Lector lo cambió todo. A pesar de que su presencia magnética en pantalla se limitó a 17 minutos, aquel trabajo le valió su primer y único Oscar hasta la fecha. Tal vez no el último.

Tres décadas han pasado y Hopkins, que el pasado 31 de diciembre cumplió 83 años, se ha convertido en uno de los actores más queridos por sus compañeros, se ha ganado al público joven por su naturalidad en Instagram y vuelve a estar en todas las quinielas de los principales premios cinematográficos por su papel en El Padre. Motivos más que suficientes para dedicarle un artículo a este actor empeñado en demostrar que ni el talento ni la dedicación entienden de edad.

Un relato visual de la demencia

El Padre ha sido, sin duda, uno de los grandes estrenos de los dos últimos meses. Lo es por el inmenso trabajo de los actores protagonistas (el propio Hopkins y la actriz Olivia Colman) y por la habilidad del director a la hora de explicar de manera visual un tema tan delicado y tan natural como la demencia senil.

La desconexión del padre con la realidad y el dilema de la hija entre la libertad y el sentido del deber son el telón de fondo sobre el que Hopkins dibuja una de las interpretaciones más desgarradoras de su carrera. Un papel difícil que consigue confundir al espectador. Porque uno nunca sabe si se encontrará con la versión encantadora o malhumorada del anciano protagonista y porque no siempre es fácil distinguir entre lo que es real o producto de la imaginación del personaje.

Cómo Anthony conquistó Instagram

No es nuestro objetivo aquí contar más de la cuenta, ni desvelar secretos, pero sí que queremos recomendaros esta película excelente y que aborda con acierto una enfermedad con la que, de alguna u otra forma, muchos hemos convivido. Y por supuesto, también queremos reivindicar la figura de un actor cuyo tesón y naturalidad nos inspiran. Por méritos propios pasa a nuestra lista de ídolos longevos como Carlos Soria o David Attenborough.

Y aquí viene nuestra última recomendación del día que no es otra que animaros a dar un paseo virtual por el Instagram del actor. Si bien muchos utilizan esta herramienta para su gloria y promoción personal, Anthony Hopkins lo hace para mostrarnos su lado más auténtico. Podemos verle pintar, tocar el piano, acariciar a su gato o brindar, sin tapujos, por sus 45 años de sobriedad. Y por supuesto, además de divertirnos también podemos aprender o perfeccionar nuestro inglés con sus vídeos. A sus pies, Mr Hopkins.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anthony Hopkins (@anthonyhopkins)

Imagen de portada: Fotograma de la película El Padre

Fuente: Youtube.com