La situación generada a nivel mundial por la Covid-19 ha acelerado la transformación digital. Todos lo hemos notado. ¿Quién no ha comprado a través de Internet durante estos últimos meses? Por no hablar de los restaurantes y sus cartas digitales con los dichosos códigos QR. Hasta las administraciones han lanzado una app de rastreo para saber cuándo estamos cerca de alguien que ha pasado el virus.

Nos guste o no, estos cambios han afectado a todos los ámbitos. El educativo no es una excepción. Cada vez son más los estudiantes que apuestan por Internet para seguir formándose y no nos referimos solo a los que lo hacen con vistas a mejorar su situación laboral. Las personas inquietas, que aprenden simplemente por el placer de hacerlo, tienen en las nuevas tecnologías un gran aliado para expandir sus conocimientos. Para dar rienda suelta a esas inquietudes.

Aprender idiomas sin miedo

Más aún en el actual contexto, que ha hecho que nos replanteemos nuestras rutinas. ¿Es necesario salir para hacer algo que puedes hacer cómodamente desde el salón de tu casa? A la comodidad de poder estudiar desde donde quieras y cuando quieras -uno de los puntos fuertes de la educación a distancia-, ahora se suma la seguridad. Porque gracias a las nuevas tecnologías, puedes aprender sin miedo. Porque gracias a ellas, la pandemia puede poner freno a muchas cosas, pero no a tus ganas de vivir, de seguir acumulando conocimientos y experiencias.

Una plataforma segura

Jubilengua te ofrece esa posibilidad, la de aprender idiomas desde casa en un entorno doblemente seguro. Porque a través de Internet abres una nueva ventana al mundo y te conectas con tu profesor o profesora particular en tus clases semanales. Y porque lo haces a través de una plataforma segura, adherida al sello de Confianza Online. Se trata del sello de calidad en Internet líder en España. Un distintivo que muestran aquellas empresas que garantizan la máxima transparencia, seguridad y confianza a la hora de comprar y navegar en sus webs.

Y adaptada a tus necesidades

Comodidad, seguridad… y adaptabilidad. Porque si algo permite Internet en el mundo de la enseñanza es adaptar las clases a las necesidades y al ritmo que marca cada alumno. Eso es lo que te ofrece Jubilengua. Aprovechar al máximo las posibilidades del entorno online. Convertirte en el protagonista de tu propio aprendizaje. Pero sin complicaciones. A través de una plataforma muy intuitiva y fácil de usar, eliges el idioma que quieres estudiar y al profesor. Le cuentas qué quieres aprender y cómo y el profesor o profesora se encarga de adaptar la metodología a ti. Al final eso es lo importante. Que aprendas según tus intereses. Que disfrutes del proceso sin preocuparte por llegar a la meta.