¡No soy capaz! ¿Cuántas veces te has repetido esta frase? ¡Qué desolador y frustrante  puede ser cuando dejas de creer en ti mismo!

  • ¡No me gusta porque no me sale bien!
  • ¡No me entero de nada!
  • ¡Llevo un mes y no veo resultados!

Es verdad que percibir el resultado es importante. Toda la vida es una carrera infinita de logros, crecimiento y desarrollo que nunca parece suficiente. Pero, ¿cuánto tiempo te dura realmente el disfrute de un logro? ¿Se amoldan estos logros fácilmente a las nuevas circunstancias de tu vida? ¿Cuántas veces ibas a empezar desde cero porque te dabas cuenta de que lo que habías logrado anteriormente ya no te satisfacía?

La vuelta a la tortilla

A medida que nos hacemos mayores, nos cuesta cada vez más atrevernos a darle la vuelta a la tortilla, por mucho que se nos pegue a la sartén. Tal vez demasiado a menudo, renunciamos a emprender nuevos caminos solo por el miedo de que no salga tal y como lo habíamos dibujado en nuestra imaginación.

Ahora, te animamos a olvidar por un instante todas esas objeciones que nos imponemos y a repara en el día a día. ¿Disfrutas del momento en el que estás o tu mente está deambulando entre el pasado y el futuro? El secreto de la satisfacción y la seguridad no reside en surfear las olas cada vez más altas, sino en dejar que la corriente te lleve despreocupadamente.

Crece a tu ritmo

Eso es lo que te proponemos en Jubilengua. Un espacio donde, por un lado, te sientas cómodo y seguro sin que nadie te juzgue por un fallo o porque te cueste encontrar esa palabra que sabías de memoria. Por otro lado, nuestra escuela online te proporciona el entorno ideal para que puedas seguir creciendo a tu ritmo, respetando tu esfuerzo del día a día.

Nuestro mayor objetivo es que aprendas disfrutando, por ejemplo de una conversación amena y a tiempo real con tu profesor, como sueles hacer en tu vida pero añadiendo un granito de tecnología y aprendizaje. Así no puede salir nada mal porque solo importa que lo pases genial.